Buscar en este blog

domingo, 18 de octubre de 2009

El Yin y el Yang de la adolescencia. El desafío personal.



El mundo, como todos sabemos, ha cambiado mucho. Los más jóvenes siguen las corrientes de la moda y se identifican con su tribu siguiendo las tendencias que la mayoría de las veces crean ellos mismos. Reconozcamos que son geniales en sus composiciones.

Quizá tenemos la impresión de que todo va demasiado deprisa. Los éxitos musicales cambian rápidamente en las listas, los estilos de música se reinventan continuamente, la tecnología avanza con las horas, la moda y sus derivados nos llevan a galope creándonos muchas veces algún que otro estado de ansiedad. Y los jóvenes sobretodo, son los que muchas veces acusan el estrés que todo éste ritmo social impone.

Cada vez a edades más tempranas, muchos jóvenes están solicitando de sus padres, ayuda para poder hacerse algún tipo de cirugía. La genialidad por un lado, de la que son capaces a la hora de crear estilo, por otro los lleva a problemas de autopercepción, de autoestima o de tipo alimentario.

Hoy en día la Asesoría de Imagen ha dado un paso muy importante. Nuestra ayuda está siendo considerada imprescindible en muchas partes del mundo, y en éste caso por muchos progenitores, que han descubierto en ésta aplicación, todo un sistema de cambios y propuestas en la imagen personal, para ayudar a sus hijos.

Cuando éstos jóvenes descubren que conociendo la estructura de su cuerpo, pueden corregir las zonas que menos les gustan, y potenciar aquellas que les agradan más, y que no necesitan pasar por quirófano, a no ser que sea algo verdaderamente necesario, la vida ya empieza a sonreírles de otra manera.

Y es que, en la magia de la Asesoría de Imagen, no solo se gestiona el cambio exterior de las personas, sino que trabajamos también desde el interior, proporcionándoles técnicas y conocimientos de desarrollo personal y con ayuda de nuestro personal cualificado, trabajamos la autoestima y otro tipo de problemas derivados que otorgarán un pasaporte hacia lo que más desean, su felicidad.

lunes, 5 de octubre de 2009

EL EFECTO DOMINÓ DE LA IMAGEN PERSONAL.

Hoy más que nunca, estamos inmersos en una vida social. Casi todo lo que hacemos está condicionado por el entorno en la mayor parte del tiempo. La sociedad marca día a día unas pautas a seguir que vamos cumpliendo y que van desde nuestro comportamiento e imagen con la familia, pasando por el trabajo, y desembocando en nuestra vida social. Nosotros inconscientes de ello nos dejamos llevar sin apenas preguntarnos si nos gusta o no.

Muchos de nosotros nos hemos visto afectados por situaciones incómodas en las que de alguna manera no parece que hayamos encajado en ciertos círculos sociales y no sabemos por qué. Y yo planteo la siguiente pregunta: ¿Está tu imagen actual en armonía con lo que representas?

Nuestra imagen es algo que queramos o no, influye muchísimo en los demás. Nuestro aspecto, tiene una fuerza increíble, hasta el punto que atraemos a los demás o no, casi sin apenas conocerlos. Intentamos seducir para paliar dicha actitud, pero no siempre lo conseguimos.

Todo esto es el efecto dominó de la imagen. Empezamos preguntándonos que es lo que ha pasado, algo no fue bien pero no sabemos por qué. ¿Por qué esa persona que un día parecía interesada en ti, de pronto se muestra tan fría y reservada?

Evidentemente no siempre la imagen es la causante de dichas actitudes, la empatía con los demás y otras formas de relación, juegan una parte muy importante a la hora de conectar con el entorno, pero psicológicamente el porcentaje de influencia es muy elevado.

Sí es verdad, que una imagen apropiada acorde con lo que representamos, nos facilitará mucho la entrada en ciertos círculos sociales y objetivos a conseguir. Nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos y nuestra autoestima subirá. Nuestro lenguaje corporal comunicará que nos sentimos seguros y felices y el efecto dominó se invertirá a nuestro favor sin darnos apenas cuenta.

Hay personas que creerán que esto no es importante para ellas y que son capaces de subsistir solos sin compañías, pero no es cierto. Somos seres sociales y nuestra necesidad de supervivencia hace que necesitemos sentirnos integrados con los demás en el entorno en el que vivimos. Después será nuestra personalidad la que cree lazos o prefiera solo la conexión temporal.

Si realmente te has visto reflejado/a en éste artículo, no lo dudes y ponte manos a la obra. No es cuestión de gastar más dinero o de cambiar tu imagen dejando de ser tu mismo/a. Seguramente con todo lo que tienes en tu armario y un poco de imaginación, podrás conseguir tu propósito. Si aún así no lo consigues, te sugiero que pidas ayuda a un profesional en asesoría de imagen, marife@estuestilo.com (próximamente estaré a tu servicio).

. Mediante la técnica de análisis del color, determinaremos que colores son los que más te favorecen, teniendo en cuenta el color natural de tu pigmentación.

Podremos además determinar que líneas y volúmenes son los que armonizan con tu imagen, ayudándote a vestirte apropiadamente para cada ocasión. Además tendremos en cuenta el estudio morfológico de tu cuerpo, y te ayudaremos a determinar tu propio estilo, dándote las pautas para poder gestionar tu propia imagen en el futuro.