Buscar en este blog

lunes, 30 de noviembre de 2009

El arte de agradar crea imagen



¿Por qué los seres humanos somos tan complicados la mayoría de las veces? Cuando nos lo proponemos, podemos conseguir tantas cosas maravillosas...

Acabo de vivir una experiencia muy especial con un grupo de amigos. Digo AMIGOS porque ya los puedo llamar así, ya que al principio solo éramos compañeros de clase y casi ninguno nos habíamos visto antes. Hemos estado compartiendo media jornada de trabajo durante mes y medio y en ese periodo tan corto de tiempo compartido, tengo que deciros que he llegado a apreciarlos mucho y que me siento muy orgullosa de haberlos conocido. Sentimiento de pertenencia.

En dichas jornadas hubo de todo, días de trabajo, de risas, de mosqueos, de aprender… Pero lo que se leía entre líneas, en realidad era, cómo diecinueve personas con sus distintas personalidades, iban intentando abrirse camino como podían, machete en mano, en ese difícil y a veces no conseguido arte de agradar.

Desde el principio, después de haber ido aflorando la personalidad de cada uno, se empezó a crear como una ley no hablada, ni tampoco escrita, en donde cada uno iba siempre aportando lo mejor de sí mismo en beneficio de los demás. Complicidad

Cuando se hablaba de alguien, siempre se valoraba la parte positiva de esa persona, con lo cual el refuerzo que se le daba al otro y al mismo tiempo el que recibíamos nosotros al darlo, era enriquecedor y muy gratificante. Valores / Correspondencia.

¿Cómo puede un grupo de personas tan heterogéneas, con tampoco tiempo conectar de esa forma? Conexión

Qué bonito sería el mundo si todas las personas nos esforzáramos por conectar. Las sinergias se mezclarían, las envidias no existirían y los valores se multiplicarían. Utopía

La imagen está directamente relacionada con el arte de agradar y por esto dedico este post como un homenaje a todos mis compañeros y profesoras por ese feedback que nos hemos ido dando todos y mediante el cual ha fluido tan rica energía.

Porque AGRADAR es IMAGEN y no cualquier imagen, si no la MEJOR que se puede dar para todo en la vida.