Buscar en este blog

miércoles, 30 de diciembre de 2009

¿TE ASUSTAN LOS CAMBIOS?

Me resulta apasionante el mundo de la Asesoría de Imagen personal. Muchas veces cuando estudiaba y más tarde hacía prácticas con distintas personas, me preguntaba el por qué amaba ésta profesión con tanta fuerza. La respuesta siempre era la misma “Adoro escuchar y ayudar a las personas por encima de todo”. ¡Qué suerte! Me dije, poder tener una profesión que te permita trabajar en lo que te gusta y al mismo tiempo poder cumplir ese deseo. Realmente pensé que era una persona muy afortunada, y doy gracias porque lo era y sigo siéndolo.

¿Por qué hago ésta reflexión?. Indudablemente el mundo de la Asesoría es para muchas personas como esa varita mágica que aparece y que nos va a conseguir todos esos deseos que llevamos tiempo acumulados. Un hada madrina nos va a solucionar todos los problemas que tenemos en nuestra imagen personal acabando todo felizmente.

Y afortunadamente para la mayoría de Asesores en imagen personal, los resultados de sus elaborados estudios sobre el cambio de imagen o mejora de la actual imagen de una persona, es satisfactorio. Pero ¿Qué ocurre cuando alguien desea ese cambio, e inconscientemente lo que verdaderamente desea oír, es que reafirmes sus gustos? ¿Y qué ocurre cuando los resultados de su estudio personal dan soluciones que no son las esperadas?

Aquí es lo que los expertos en Marketing llaman obstáculos en la innovación en el trabajo y nuevo producto. Descubrimientos técnicos y científicos han producido ese mismo miedo en el momento en el que han salido al mercado, como cuando salió internet que decían que causaba miedo a las adicciones, móviles (miedo a tumores cerebrales), videojuegos (paranoias mentales)…

Las neofobias forman parte de los seres humanos y es nuestra naturaleza estar expectantes a todo lo que desconocemos. Hay personas que cualquier cambio para ellas es muy difícil de aceptar y a la inversa hay otras que se chiflan por lo contrario y todas las innovaciones son bienvenidas. En el punto medio está el equilibrio.

La Asesoría de Imagen al fin y al cabo consiste en cambiar algo de las personas, por supuesto siempre bajo un estudio científico de la naturaleza humana en su forma, volumen y líneas. También el estudio de la pigmentación, nos va a dar unos resultados concretos, que no podemos transformar a nuestro gusto y que debemos transmitir con sinceridad a la persona que nos lo ha solicitado previamente.

Los Asesores nos podemos encontrar también con personas que sufran algo de neofobia y debemos estar preparados a la hora de saber cómo tratarlas y aconsejarlas.

Nuestro mensaje debe ser veraz y realista a la hora de transmitirle la información. La empatía y comprensión deben ser un dogma a la hora de entender su miedo.

A pesar de las dificultades, nuestra fuerza y franqueza es importante para que ella se apoye en nosotros totalmente, ya que eso es al fin y al cabo lo que desea realmente.

Mis consejos para ayudar a éstas personas con su evolución deseada:

  • El cambio debe ser gradual, familiarizándose con sus nuevos colores poco a poco.
  • Si la persona es muy amante del color negro, intentar poner un pequeño toque de color de su armonía de colores, lo más cerca de la cara posible, como un pañuelo, foulard, collar, etc.
  • No cambiar toda la ropa del armario de golpe.
  • Las líneas en la ropa deberán ser probadas en las tiendas con tranquilidad para ir comprobando que realmente sientan bien. Comprar más tarde. Evitar la compulsividad.
  • Si se necesita cambiar el color del pelo radicalmente, empezar haciéndolo por colores intermedios que lleven progresivamente a verse con su color estrella. No pasar del rubio al negro de golpe o al revés, a no ser que se esté muy preparado para ello.